Servicio Privado de Información

Le informamos a los lectores que estaremos de receso hasta el 10 de febrero de 2023

Mundial de Qatar: Las autoridades se sacan el turbante y se ponen la gorra de James Bond con dos aplicaciones espías que serán obligatorias para asistir a los eventos

 40,469 total views,  2 views today

Ehteraz’ y ‘Hayya’ tendrán que estar en los móviles de los que acudan a ver el Mundial de fútbol.

El férreo control que quieren las autoridades de Catar sobre los visitantes que vayan a acudir al Mundial de fútbol que arranca el 20 de noviembre va a ir hasta los dispositivos móviles. Las autoridades del país establecen en la normativa para acudir que deben contar con dos aplicaciones que, con la pandemia como excusa, permitirá espiar todo lo que hagan en su estancia allí.

La primera es ‘Hayya‘. Esta app ya se usó durante los pasados Juegos Olímpicos de Tokio y servirá, oficialmente, para tener todos los documentos oficiales como el imprescindible visado, el billete gratuito de transporte o las entradas para los partidos. A cambio, ‘solo’ se debe dar permiso prácticamente ilimitado a los datos personales del usuario, como la ubicación o el historial de conexiones.

Más dudas genera la otra, ‘Ehteraz’. Esta ya lleva tiempo implementada en Catar, entre otros países, y básicamente es el equivalente al pasaporte Covid. Desde su implementación en 2020, esta app de rastreo desarrollada por el propio ministerio de Interior catarí ya fue muy discutida.

Entre otras cosas, obliga a dar acceso a todos los contenidos del móvil, desde fotos, agenda de contactos y contraseñas, hasta modificar las conexiones Wi-Fi o bluetooth. Quien use ‘Ehteraz’ podrá encontrarse cómo le bloquean la conexión a según qué redes o que su móvil no se suspende por inactividad salvo que se cierre la aplicación del todo. Además, también podrá realizar llamadas, impedir el bloqueo de la pantalla y, por supuesto, la localización GPS en todo momento desde que se active el móvil en el país.

Los expertos en seguridad coinciden que estas exigencias de las dos aplicaciones, aunque no son exclusivas de ellos, sí son excesivas. «Se les da a quienes controlan estas aplicaciones la capacidad de leer y cambiar cosas, y ajustarlas. También tienen la posibilidad de obtener información de otras aplicaciones. Es como darles a las autoridades cataríes acceso completo a tu casa», señala Oyvind Vasaasen, responsable de seguridad de NRK, el portal que ha hecho sonar las alarmas.

Pese a estas preocupantes certezas, quienes quieran ir a Catar para ver los partidos de fútbol (por placer o por trabajo, caso de los periodistas o los miembros de las diferentes delegaciones), no tendrán otro remedio que descargárselas. Aunque eso suponga renunciar a todo atisbo de intimidad sobre sus datos.

Fuente : enclave.ar