Servicio Privado de Información

Le informamos a los lectores que estaremos de receso hasta el 10 de febrero de 2023

Justicia Pro en Chaco: Piden la detención del juez federal macrista Miguel Aranda, los jefes de gendarmería Cristian Marangon y Alberto Farías

 13,479 total views,  2 views today

En una investigación periodística de excelencia llevada a cabo en conjunto por el medio ENCLAVE y el portal INFOQON, la justicia federal de la provincia del Chaco pidió la detención de estas personas enquistado en las instituciones que deben velar y hacer valer la justicia ante las mafias, pero con esta gente estaban del otro lado del mostrador el juez federal y los jefes de la gendarmería.

El «Dream Team» de fiscales integrado por Diego A. Iglesias, Fiscal Federal de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Federico Carniel Fiscal General, Carlos Amad Fiscal Federal de la Fiscalía de Roque Sáenz Peña y  Patricio Sabadini, Fiscal Federal de la Fiscalía de Resistencia solicitaron la detención a la Juez Federal Zunilda Niremperger, del conjuez federal de Saenz Peña, Miguel Aranda y de los altos mandos de Gendarmería Nacional, Mariano Aranda, Cristian Daniel Marangón, Alberto Martín Farías y Walter Darío Ayala. En el escrito enumeran siete hechos y fueron realizados once allanamientos, aproximadamentey continúan esta mañana en el Juzgado Federal de Sáenz Peña.

La investigación apunta contra Miguel Mariano ARANDA, quien se desempeña actualmente como Conjuez Federal a cargo del Juzgado Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, Cristian Daniel MARANGÓN, Raúl Ernesto, SHEURMAN, Enzo Gabriel AGUIRRE, Alberto Martín FARÍAS, Martín Rafael RAIMUNDO, Clarisa Daniela GALISSIER, Ana María FLAMENCO y Walter Darío AYALA.

Esta causa se inicia ante las evidentes y flagrantes filtraciones en causa narcocriminalidad en Sáenz Peña, concretamente del Clan Sosa. Entre los siete hechos que se le imputan al Conjuez Aranda, en uno de ellos es porque le daba protección judicial al clan Sosa. La madre de los Sosa, Ana María Flamenco, quien pagaba el seguro del camión de Clarisa Daniela Galissier, cuñada de Aranda, se sospecha que, en realidad, el verdadero propietario sería el juez Miguel Aranda.

Este camión fue interceptado en la ruta y Aranda ordenó a personal de gendarmería, Marangón y Scheurman, a dejar sin efecto el acta de infracción por mercadería de contrabando por ser dicho «camión del juez». Marangón aclaró que «le iba a salir muy cara este favor al juez».

Aranda habría pagado el «favor» entre otros medios, con la falta de mérito a Marangón y Schuerman, en una causa donde se los imputaba por armado de causas entre otros, falta de mérito que fue revocada por la Cámara Federal de Resistencia, con un fuerte llamado de atención.

El juez, quedando en evidencia, volvió a dictar falta de mérito desobedeciendo a la Cámara. Los fiscales lo recusaron y la Cámara lo apartó a Miguel Aranda de dicha causa llamando la atención al mismo. Así se cierra el círculo. Aquel camión es el mismo cuya madre del clan Sosa abonaba el seguro del vehículo.

Los investigadores concluyen que el conjuez Miguel Aranda y parte de la cúpula de Gendarmería Nacional, protegen a los narcos.

Aranda filtraba los allanamientos negociando con el abogado de los Sosa. Flamenco, madre de los Sosa paga el seguro del camión de la cuñada del juez (hermana de la mujer de Aranda, que prestaría nombre a Aranda). Gendarmería hace anular actas de contrabando al camión del juez (por orden de éste) y desaparece parte de la mercadería de contrabando.  Además de otros hechos de extorsión para lucrar con beneficios a otros presos.

El fiscal Carlos Amad había recusado al juez federal Miguel Mariano Aranda, solicitando el apartamiento del Expediente N° 3852/2020 Caso Coiron, donde está imputada y profugada Ana María Flamenco, la madre de los principales integrantes del «Clan Sosa». Hay un familiar del magistrado que involucrado en la causa que tiene relaciones estrechas con el «Clan Sosa».

Claramente Aranda debió inhibirse al conocer esta situación, pero como venimos indicando desde INFOQOM hace mucho tiempo, este magistrado federal que está subrogando el cargo, ha dado muestras de proteger a Gendarmes de alto rango en el procesamiento solicitado por el Ministerio Público Fiscal y la PROCUNAR contra Marangón y Perdaza.

En una causa conexa, llevada a cabo por la PROCUNAR en el marco de la causa FRE 3679/2021, determinó que seis personas del Escuadrón N° 1 Roque Sáenz Peña, fueran ubicadas en la mira de los investigadores, ya que se descubrió una empresa delictiva que involucraba a altos funcionarios del escuadrón en el armado de causas de drogas.

En esta causa, como ya lo indicamos en anteriores publicaciones, el juez Aranda, les dictó «falta de mérito» en dos oportunidades, frente a los pedidos de la fiscalía para procesar al comandante principal Cristian Marangón y el comandante Julio César Perdaza. Es decir, ante la «obligación» de la Cámara de Alzada, revocó su primera falta de mérito y lo obliga a dictar una resolución de mérito, o sea lo induce a «procesar» a los imputados. Pero el magistrado, recae de esta manera en desobediencia judicial.

Esto también es mencionado como fundamente de la recusación por parte de Amad donde indica «el conjuez en funciones del Juzgado Federal de Sáenz Peña, Miguel Mariano Aranda con pruebas muy contundentes en contra de los imputados, resolvió en dos oportunidades, no una en dos, sin la motivación que exige la ley, art. 123°del CPPN, sobreseer a los dos Jefes del escuadrón de apellido Marangón y Perdaza, la Cámara revocó en la primer oportunidad prácticamente diciéndole que no había valorado la prueba como para arriban a semejante conclusión, sin embargo tras sus pasos volvió a resolver de la misma manera y sin fundamentos lógico que permita convencer de que se había basado en la prueba reunida en la causa. De hecho, fue a raíz de éste segundo sobreseimiento que la cámara decide apartarlo de la causa».

«Los distintos procedimientos truncados a lo largo de toda la pesquisa más los antecedentes que a continuación expondré, dejan expuesto el grado de complicidad del Juez en esta causa, así como en otras donde se han visto vulnerados derechos y garantías constitucionales», señaló Carlos Amad.

«Todo tiene que ver con todo» fue la conclusión de los pesquisidores y descubrieron que en un mensaje del Comandante Principal Cristian Daniel Marangón que envió a uno de los imputados (el segundo Comandante de apellido Sheurman) el 12 de junio de 2020, donde le ordenó que «anule un acta de infracción de la Comisión Nacional Reguladora de Transporte (CNRT)…”.  Según Marangón ese vehículo en infracción pertenecería a Aranda y aclaró «si no ni se hubiera molestado», agregando que «una CNRT», en alusión al acta, «no se comparaba con lo que le sacaban al Dr. Aranda».

El camión pertenece empresa EAFA SRL y la carta de porte es de la empresa Enrique M. Baya Casal SA, Baya Casal SA se dedica la venta al por mayor en comisión o consignación de semillas.

La empresa EAFA SRL pertenece a Rafael Raimundo Martín y Clarisa Daniela Galissier, ésta última, es cuñada del Juez Miguel Mariano Aranda y hermana de Romina Galissier, esposa del mismo juez.

En la causa donde se investiga una organización delictiva dedicada al narcotráfico y lavado de activos conocida como «Clan Sosa», se descubrió al solicitar a la superintendencia de seguros de la Nación aquéllos vehículos que fueron asegurados por
la señora Ana María Flamenco (madre de los Sosa y una de las principales imputadas en la causa), se encontraba un vehículo
cuyo titular era la empresa EAFA SRL, por lo que se procedió a consultar en la página oficial del Registro Nacional de la Propiedad Automotor por los vehículos que tenía dicha empresa a su nombre y así se descubrió que uno de los rodados era el dominio AA856GH, cuya acta fue anulada el 12 de junio de 2020, como mencionamos precedentemente.

Los investigadores hallaron otro vehículo dominio AA616UN, que pertenece a la empresa EAFA SRL de Martín Rafael Raimundo y Clarisa Daniela Galissier, ésta última, es cuñada del Juez, hermana de Romina Galissier (cónyuge del Juez), siendo dicho rodado asegurado, al menos hasta el mes de abril del año 2022, por una imputada en una causa de narcotráfico y lavado de activos en trámite ante el Juzgado Federal a cargo del juez Aranda.

«También fue comprobado que no hay denuncia de venta de dicho rodado y que se trata de una persona prófuga de la justicia (Ana María Flamenco), involucrada en graves hechos de narcotráfico y con fuertes lazos con las fuerzas de seguridad y con gente de poder que los encubre»

Es necesario tener presente en las investigaciones y procedimientos llevados contra el «Clan Sosa», donde está involucrada esta banda integrada por toda una familia muy conocida de la ciudad de Sáenz Peña de apellido Sosa y liderada por la señora Ana María Flamenco, madre de cuatro hijos de apellido Sosa, fue muy notorio cuando se frustraron varios de los allanamientos y órdenes de detención dispuestos, existiendo claros indicios de que filtración de datos para que evitaron las detenciones  efectivas. Y estas informaciones solo eran manejadas por las máximas autoridades judiciales y de las fuerzas de seguridad que participaron.