Servicio Privado de Información

Leernos tiene sus privilegios

La inflación de agosto fue de un 7 % y proyectan para septiembre del 6 %

 6,334 total views,  10 views today

La inflación se mantendrá en septiembre en altos niveles, por encima del 6% mensual, de acuerdo a los relevamientos que realizan las principales consultoras económicas. Las subas en los precios de los alimentos y bebidas no dan respiro: en la segunda semana del mes, de acuerdo a las proyecciones de la consultora EcoGo, este rubro registró una variación de 1,5% en los precios con respecto a la semana previa.

Con este dato, y considerando una proyección de variación semanal del 1,4% para las próximas tres semanas del mes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en septiembre treparía a 6,6% mensual y el dato de inflación general de septiembre se ubicaría en 6,3%.

Las subas en los precios de los alimentos y bebidas no dan respiro: en la segunda semana del mes, de acuerdo a las proyecciones de la consultora EcoGo, este rubro registró una variación de 1,5%

En este mes, se destacan aumentos en rubros como vivienda, esparcimiento y bienes y servicios. Los precios de los productos regulados impulsan el indicador general al alza con subas en tarifas de luz (10,4%), gas (14,9%), subte (40%), colegios privados en la provincia de Buenos Aires (9%), servicio doméstico (9%) y expensas (entre 6% y 10%), entre otras.

Desde la consultora Ecolatina estimaron que la inflación de septiembre se ubicaría en 6,3%, con lo que alcanzará un 82% interanual. Y además del aumento de los precios regulados, señalaron entre los motivos el elevado arrastre que dejó la segunda parte de agosto y un mayor deslizamiento cambiario por parte del Banco Central: el tipo de cambio oficial se devaluó 5% promedio en julio y agosto, casi un punto porcentual más que el promedio de los dos meses anteriores.

“Para el resto del año, el adelantamiento de los aumentos pautados en las paritarias, un deslizamiento cambiario consolidado en niveles superiores a los meses pasados y los efectos de primera y segunda ronda que tendrán los ajustes en tarifas, que estimamos que en total incidirían en 2,8 puntos porcentuales de septiembre a marzo, y combustibles se combinarán para mantener a la inflación por encima del 5% mensual. En principio, estimamos una lenta moderación, dejando como resultado una inflación que se acercaría al 95% en 2022, sin indicios de una desaceleración sustancial en 2023″, explicó Santiago Manoukian, analista de Ecolatina.

Para el economista Martín Vauthier, de la consultora Anker, la inflación se va mantener elevada por varios motivos: las restricciones a las importaciones, que se terminan “filtrando” a la inflación por la incertidumbre sobre los costos de reposición de las empresas; la aceleración del crawling peg del tipo de cambio oficial a la zona de 6,5% mensual; y la mayor emisión emisión monetaria que viene realizando el Banco Central por suba de interés de pasivos remunerados y el “dólar soja”.

En un escenario donde se mantengan las restricciones a las importaciones y donde se siga acelerando esta carrera nominal de tasa de interés y el tipo de cambio se va generando un piso de inflación elevada (Vauthier)

“En un escenario donde se mantengan las restricciones a las importaciones y donde se siga acelerando esta carrera nominal de tasa de interés y el tipo de cambio se va generando un piso de inflación elevada, que en estos meses vemos en la zona de 5,5% y 6%. Es difícil pensar que la inflación baje de estos niveles sin un programa de estabilización que permita anclar expectativas, sin un menor deslizamiento del tipo de cambio oficial de mes a mes y sin menores restricciones a las importaciones”, dijo Vauthier.

De esa manera, el IPC mostró una baja respecto de julio, cuando el aumento llegó a 7,4%, el más alto en 20 años. Sin embargo, el registro del mes pasado muestra que el índice ya acumula seis meses por encima del 5% mensual . Y que el Gobierno, con cambios en el Gabinete -como el emblemático ingreso de Sergio Massa como ministro de Economía- y una mentada “guerra” que lanzara Alberto Fernández (en marzo) no puede bajar la inercia inflacionaria.

Las previsiones, de distintos economistas, indicaban una suba de entre 6% y 6,5% para agosto. Fue 7%.

De este modo se perfila un piso del 100% de inflación para el cierre de 2022.  “Se consolida una inflación promedio anual del 55,7% en los últimos cuatro años”, recordó el economista del IARAF, Nadin Argañaraz.

Los rubros que impulsaron más la aguja de los precios fueron la ropa, con una suba promedio del 9,9%; equipamiento y mantenimiento del hogar (8,4%) debido al aumento en el salario de empleados domésticos; el transporte (6,8%); bienes y servicios varios (8,7%) y restaurantes y hoteles (6,7%);

En menor medida contribuyeron al alza inflacionaria, los gastos de la vivienda que aumentaron en promedio 5,5%, y el rubro salud que se encareció 5,7% según el INDEC.

Según el IPC conocido ayer, los alimentos y bebidas tuvieron la mayor contribución al aumento de la inflación con dos puntos: subieron en promedio 7,1% y superaron nuevamente la suba del IPC general. Una tendencia que también se ve a nivel interanual (aumentaron 80% en doce meses). Dentro de este rubro, se destacó el aumento de verduras, tubérculos y legumbres; azúcar, dulces, chocolate y golosinas. Y también se encarecieron las frutas; aceites, grasas y manteca; y los productos lácteos y los huevos.

Pero el sector que más registra subas en un año es el textiles: 109% en un año. 

El informe oficial sobre los precios reveló además que los productos estacionales subieron 8,7% y el IPC Núcleo, aquél que excluye las subas estacionales (6,8%) y los regulados, treparon 6,3% en el mes.

SEPRIN, INFOBAE Y CLARIN