Servicio Privado de Información

Leernos tiene sus privilegios

Cristina y una nueva causa sobre cartelización de la obra pública

 10,630 total views,  36 views today

En paralelo con la causa Vialidad, ahora la Justicia decidió reactivar una segunda causa sobre cartelización, que podría avanzar a paso acelerado a la instancia de juicio oral. Esto se desprende de la decisión del tribunal de citar a las partes. Se trata de una causa anexa al expediente principal que surgió a partir de las anotaciones del chofer de Roberto Baratta, el ex secretario de Obras Públicas, Oscar Centeno.

“Cítese a las partes para que en el término de diez días comparezcan a juicio, examinen las actuaciones, ofrezcan las pruebas e interpongan las recusaciones que estimen pertinentes respecto de todos los imputados (artículo 354 del Código Procesal Penal de la Nación)”, dispone la resolución del tribunal. 

Los cargos que pesan sobre Cristina Fernández de Kirchner en este caso son los de asociación ilícita y cohecho, e incluye además a varios de sus ex funcionarios y a los directivos de grandes empresas contratistas.

La Justicia pretende demostrar la existencia de una serie de sobornos que pagaron los empresarios a exfuncionarios del ministerio de Planificación y Obras Públicas de la Nación, encabezado por Julio De Vido, para ser beneficiados con contratos de obra pública.

Las claves para detectar las irregularidades fueron los arrepentidos Ernesto Clarens y Carlos Wagner. El primero era el hombre detrás de las finanzas de los Kirchner, que acercó pruebas de una serie de pagos ilegales bajo su gestión. El segundo es el dueño de una constructora y ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, que detalló las características de la operatoria.  

La causa tiene 53 acusados y es encabezada por Cristina y De Vido, como responsables principales de las políticas de obra pública de ese gobierno. También aparecen otros funcionarios como José López y la cúpula de Vialidad, y empresarios como Roggio y Wagner, y –como no podría faltar- Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri.

La gerenciación de la obra pública parece ser el talón de Aquiles de la década del kirchnerismo. Y no deja de generar suspicacias el momento en que la Justicia decide reactivar esta causa paralela, que pondría en sintonía el juicio oral con el proceso electoral del año próximo.

Así se abre un nuevo frente de batalla para la vicepresidenta. Cada día que pasa, Cristina se encuentra en situación más desfavorable para cumplir su promesa de “hacer lo que tenga que hacer para que nuestro pueblo recupere la alegría”.

Los tres años del gobierno que ella diseñó la desmienten. Y con esta nueva causa, su preocupación principal apunta a tratar de resolver su situación judicial. Un objetivo que tragó de alcanzar, sin éxito alguno hasta ahora, ni colaboración del presidente Alberto Fernández. (www.REALPOLITIK.com.ar)