Servicio Privado de Información

Le informamos a los lectores que estaremos de receso hasta el 10 de febrero de 2023

Fuego amigo: Patricia Bullrich y Cristian Ritondo se unen para frenarle el presupuesto a Larreta por el gasto millonario e innecesario en publicidad

 12,271 total views,  2 views today

Lideran un grupo de 6 legisladores, imprescindibles para lograr la mayoría en el parlamento capitalino. Se les sumaría Darío Nieto, el hombre de Macri en la Legislatura en medio de la tensión por las candidaturas, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo amenazan con trabarle el presupuesto porteño a Horacio Rodríguez Larreta. Ambos lideran un grupo de 6 legisladores, imprescindibles para lograr la mayoría en el parlamento capitalino.

Bullrich y Ritondo están furiosos con Larreta porque entienden que hace un «uso indiscriminado de fondos para la campaña» nacional y para la de Diego Santilli en la Provincia, desde el grupo de seis legisladores avisaron que prestarán especial atención al dinero que se destine a comunicación y a actividades especiales, como denominan a los encuentros que el larretismo arma en el interior del país para ganar adeptos.

«Una cosa es publicitar una campaña de vacunación, es muy distinto cuando la publicidad es de gestión y la haces en otros distritos», se quejó Juan Pablo Arenaza, cercano a Bullrich. «No vamos a votar el presupuesto que mandaron a libro cerrado» masticando mucha bronca el legislador.

Si bien el vínculo entre Larreta y Bullrich está desgastado, por el momento no habrá ninguna «locura», de hecho, los legisladores se negaron a acompañar una sesión especial convocada por la oposición para derogar el impuesto a las tarjetas de crédito «No nos vamos a prestar a ese juego, pero tampoco vamos a aprobar cualquier cosa que manden», dijo Arenaza. Pero que Larreta ponga las barbas en remojo se le escucho decir entre dientes.

A este grupo se sumaría un integrante del ala dura del PRO, Darío Nieto. El ex secretario de Macri es el representante del ex Presidente en la Legislatura y como se sabe la relación con el ex presidente y Larreta está muy áspera y rígida como para romper filas, por mas marketing y plata que ponga en los medios el mandamás de la ciudad autónoma de Buenos Aires cada vez la tiene más difícil y con su ambición desmedida de poder, le puede ser un callejón sin salida. Con el correr del tiempo se verá cómo termina estas peleas si unidos o corriendo sangre para todos lados.

enclave.ar