Servicio Privado de Información

Leernos tiene sus privilegios

Fuertes inconsistencias en las declaraciones de la jueza federal de San Isidro, Arroyo Salgado.

 21,469 total views,  2 views today

Atento a las declaraciones de la Jueza Arroyo Salgado, pude constatar que El Dr. Marcelo D’Angelo no es ni tampoco fue abogado defensor de ningún policía en la causa en la cual se investiga al Fiscal Claudio Scapolan. Sí es defensor del Fiscal mencionado junto con el Dr. Felix Linfante pero en fecha posterior a la mencionada: Asumió el cargo de co-defensor a fines de julio de 2020.
Quien lo recomendó para tomar la co-defensa fue Dr. Juan Pablo Vigliero, ABOGADO DE LA DRA. ARROYO SALGADO.
La recusación en virtud de la cual por decisión del juez de casación Mariano Borinsky se apartó a Arroyo Salgado NO FUE PRESENTADA POR DANGELO NI POR LINFANTE.
Ahora bien, teniendo en cuenta los dichos de la Dra. Arroyo Salgado, sindicando al Jefe de Gabinete de Cristian Ritondo en el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires también como abogado de los policías investigados, es dato corroborado que el único Jefe de Gabinete Que tuvi durante su gestión a cargo de esa cartera fue el abogado Marcelo Rocchetti.

Asimismo le consulté al Dr. Rochetti sobre el tema y declaró lo siguiente: «En primer término quiero informarte que jamás intervine en la causa Scapolan. Ni yo ni ningún abogado de mi estudio jurídico. Jamás ni siquiera fui consultado por los imputados. No conozco ni a Scapolan ni a sus Secretarios ni a los policías que fueron investigados. Pero cómo si fuese poco, jamás litigué en una causa en la cual Scapolan fuese el Fiscal a cargo de la misma y/o sus secretarios actuasen. Por ende, ni entiendo el llamativo error de la Dra. Arroyo Salgado colocándome como quien la recusara para intervenir en esa causa, ya que, como dije, JAMÁS INTERVINE EN LA MISMA ni como defensor, ni como particular damnificado, y ni siquiera asesorando a algún testigo.
Ahora bien, dicho ello, no puedo dejar de mencionar que desde la muerte de mi amigo Alberto Nisman existe un odio encarnizado de Sandra Arroyo Salgado hacia mi persona.
El día de la muerte de Alberto, Sandra se comunicó conmigo solicitando verme. Yo estaba en los Estados Unidos de America
A mi regreso, la fui a ver a su despacho en el Juzgado Federal de San Isidro lugar en el cual lejos de encontrar una viuda triste, fui recibido por una mujer furiosa que acompañada de su secretaria no ahorró en insultos y reproches hacia mi persona. Su vocabulario fue verdaderamente salvaje
Jamás desde entonces volví a litigar en su juzgado, hasta hace poco más de un año en el cual asumí la defensa de una persona a la cual se la investigaba por lavado de activos en el marco de una denuncia anónima…
Inmediatamente la recuse repitiendo textualmente el contenido de la desgraciada reunión en la cual descargó un odio infinito hacia mi persona.
Al contestar mi planteo lejos de negar lo esbozado solamente dijo que yo me remitía a remembranzas de mi vida privada.
La Cámara Federal de San Martín la apartó de la causa por entender que desde mi intervención como defensor la Sra. Juez había perdido la imparcialidad»

Dicho esto me comenta que presentará denuncia en la Justicia por los dichos de Arroyo Salgado.

Fuente

https://ricardobenedetti.com/