27/05/2022

Servicio Privado de Información

Este 10 de marzo de 2022 Cumplimos 22 años

Uno de los detenidos acusó a Albistur de ser el que ordenó pegar los afiches contra Cristina

 4,524 total views

La causa para determinar quien financió y ordenó pegar los afiches ilegales que acusaban de “asesina” a Cristina Kirchner podría dar un vuelco que termine de dinamitar la frágil situación que vive el Frente de Todos. Darío “El Gitano” Méndez, uno de los imputados, acusó a Pepe Albistur, histórico empresario de vía pública, amigo personal Alberto Fernández y esposo de la diputada Victoria Tolosa Paz, que se puso al hombro la campaña por la reelección del presidente.

Méndez fue allanado este lunes por la justicia porteña. En su casa encontraron una camioneta Hyundai H100 ploteada con los rostros de Axel Kicillof, Verónica Magario y Fernando Espinoza.

Según consta en la declaración que realizó en calidad de testigo en una comisaría de Villa Tesei (Hurlingham), la impresión de los afiches fue encargada por Francisco Serrano, quien le pagó 90 mil pesos para realizar la pegatina ilegal en la Ciudad de Buenos Aires.

Méndez explicó que una vez que Serrano lo contrató, decidió pasarle el trabajo a su hijo para que lo haga como una changa. “Nosotros no tenemos partido político, trabajamos para todos, yo me dedico a la vía pública hace 35 años”, dijo “El Gitano” luego de declarar en una entrevista con el canal de noticias A24..

Este trabajo es generado por Pepe Albistur, ya que en el rubro (de la publicidad en la vía pública) es chico y se sabe quién hace cada trabajo.

En la declaración que hizo ante efectivos de la policía bonaerense y a la que LPO pudo tener acceso, Méndez afirma que Serrano trabajó con empresas como Wall Street SA, propiedad de Pepe Albistur.

Además, aseguró que Serrano y Pepe Albistur tienen una “relación comercial estrecha” y agregó:  “Puntualmente este trabajo es generado por Pepe Albistur, ya que en el rubro (de la publicidad en la vía pública) es chico y se sabe quién hace cada trabajo”.

El testigo se presentó de manera espontánea y pidió declarar en la causa. Allí explica que “hizo una contratación con una persona de nombre Francisco Serrano y que el 10 de marzo, alrededor de las 11 recibió un llamado de la linea xxxxxx877 que emplea Serrano, el cual trabaja en una agencia de medio de nombre VG Medios”.

Según relata Méndez en su declaración, Serrano lo contrató para “hacer una pegatina libre en una zona de CABA, a lo que el declarante accede y le pasa un presupuesto”. Pegatina “libre” es un eufemismo para hacer pegatinas ilegales, como la que se hizo contra Cristina.

El testigo sigue con su relato: “Luego de transcurrir alrededor de una semana lo vuelve a contactar Francisco Serrano de manera telefónica por la aplicación Whatsapp y conversan sobre el importe del presupuesto, como también le pregunta cuántos afiches podía pegar”. Méndez le contesta que podía pegar los que quiera toda vez que contaba con la posibilidad que el trabajo lo lleve a cabo su hijo (Christian Méndez).

Fragmento de la declaración de Darío Méndez.

Ahí es cuando el testigo y Serrano se ponen de acuerdo en el monto que se pagaría por el trabajo: 90.000 pesos. El 23 de marzo, el testigo recibe un mensaje de voz de la aplicación Whatsapp de parte de Serrano. “Hola Dani, como estas. Escuchame, avisame cuándo puedas hablar que tengo novedades tanto de costos como también de zonas de fijación y retiro, avisame y lo charlamos, abrazo”.

“El Gitano” Méndez lo llama y hablan sobre cómo iba a ser el pago. El testigo le pasa el número de cuenta bancaria, pero Serrano le dice que iba a ser “chash” y que se iba a realizar el 28 de diciembre.

En el entorno de Albistur desestimaron a LPO las declaraciones de Méndez como parte de “una operación del PRO” y les quitaron entidad por haber sido realizadas “en una comisaría”. 

Serrano vuelve a comunicarse con Méndez y le indica que debe retirar los afiches en Vía Grafic, una imprenta ubicada en Bernardo O’Higgins 435 de la localidad de Gerli. Su hijo -Christian- fue el sábado 26 a retirarlos y allí recibió el 50% del pago en efectivo. Méndez agrega que su hijo “hizo la pegatina el domingo a la noche y madrugada del lunes con la camioneta Fiat Fiorino patente xxx025 con la que habitualmente realiza esa labor”. 

Al día siguiente -ya el lunes 28- recibe un reclamo por parte de Serrano reclamándole porque no había visto pegado los afiches en algunas zonas de la Capital. Méndez le contesta que al trabajo lo realizó su hijo con las indicaciones que había recibido. 

En el entorno de Albistur desestimaron a LPO las declaraciones de Méndez como parte de “una operación del PRO” y les quitaron entidad por haber sido realizadas “en una comisaría” y anticiparon que no serán ratificadas en sede judicial. 

La aparición de los afiches coincidió con el punto de mayor tensión entre la Casa Rosada y el kirchnerismo, luego que Máximo Kirchner y un grupo grande de senadores y diputados kirchneristas votaran contra el acuerdo del FMI. Fuentes al tanto de la situación afirmaron a LPO que se habla de una cumbre entre Albistur y Juanchi Zabaleta para ver como respondían a lo que consideraban una agresión muy directa del kirchnerismo.

LPO reveló en su momento que el sector de los halcones de Alberto le proponían que le pida la renuncia. a todos los funcionarios kirchneristas si Máximo en lugar de abstenerse votaba en contra. Al final Alberto decidió no escalara esa pelea y los desautorizó

.Christian Méndez, hijo de “El Gitano” fue así el encargado de pegar los carteles contra Cristina en la madrugada del lunes 28 de marzo. Christian es militante del partido Conservador de Morón y tiene fotos en su cuenta de Instagram junto al ex intendente Ramiro Tagliaferro y a otros referentes del PRO.

La investigación está divida en dos causas paralelas. Una está a cargo del fiscal porteño Mauro Tereszko y ya tiene cinco imputados: Serrano, los dos Mendez, y otras dos personas. Esa investigación comenzó de oficio a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad de la Policía de la Ciudad. Los investigadores siguieron la ruta de la Fiorino y lograron identificar a las personas encargadas de la pegatina.

El otro expediente, que se inició por una denuncia del propio Pepe Albistur. En el PRO sostienen que el ex secretario de Medios de Cristina se presentó en la causa para cubrirse de eventuales acusaciones. Lo hizo en el expediente que tramita en la justicia criminal y correccional y está a cargo del fiscal Leonel Gómez Barbella y del juez Manuel De Campos.

En su declaración Albistur acusó al ex funcionario macrista y dueño de la intermediaria de vía pública LatCom, Valentín Bueno, quien durante el gobierno de Mauricio Macri recibió contratos millonarios, lo que mereció una denuncia de la Auditoría General de la Nación.

En su declaración ante la justicia, Albistur acusó al empresario macrista Valentín Bueno de ser el autor de los afiches contra Cristina. En el PRO sostienen que buscó desviar la atención porque sabía que Méndez lo había acusado como el autor intelectual de los carteles. 

En el PRO sostienen Albistur involucró a Bueno porque sabía que Serrano trabajó para Bueno hasta mediados de 2021, cuando pasó a trabajar en Viagraphic, la imprenta que hizo los carteles contra Cristina.

El caso es muy incómodo tanto para el gobierno de Alberto Fernández como el de Horacio Rodríguez Larreta porque saca a la luz el entramado bastante opaco de los concesionarios de vía pública y el submundo vinculado a ese negocio. De hecho, Larreta acaba de extender las concesiones de publicidad en vía pública en la Ciudad hasta el 2032 sin licitación incluida la de Albistur.

Esto abrió una guerra feroz al interior del albertismo entre Albistur y el sindicalista y dueño de Página 12, Víctor Santa María, que quiere crecer en ese negocio y pujaba por que se licitara. Para “compensarlo” la administración porteña le “inventó” los carteles asociados a las paradas de bicicletas, que se acaba de quedar el líder del Suterh, como reveló LPO en exclusiva.

LPO adelantó que en el kirchnerismo sospechan que desde el Ministerio Público porteño buscan cortar en el nivel de “perejil” la investigación. “La persona que habría encargado los afiches a estas gráficas es de Morón y tiene vinculaciones con la política local en Morón”, dijo el fiscal Mauro Tereszko. Este fiscal depende del procurador porteño, el angelicista, Juan Bautista Mahiques.

Mientras que en la otra causa, el juez Manuel de Campos, a pedido del fiscal Leonel Gómez Barbella, ordenó la detención de Serrano y se espera que se entregue y declare en las próximas horas. También se ordenó la detención de Emanuel Montiel, quien habría contactado a Serrano para encargarle el trabajo.

Este martes, el fiscal solicitó al juez que ordene un peritaje sobre los dispositivos electrónicos entregados por Julio Franchino el dueño la imprenta Viagraphic S.A donde trabaja Serrano. 

Fuentes al tanto de la investigación creen que el testimonio de Serrano puede destapar una crisis política de primera magnitud si llega a confirmar que fue Albistur quien encargó los afiches.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com