Servicio Privado de Información

Leernos tiene sus privilegios

La ministra Jésica Rey y la manía de privatizar para no trabajar

 3,814 total views,  2 views today

Tras el acuerdo entre el gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), anunciado por el propio presidente Alberto Fernández en la mañana del viernes, un nuevo gesto del kirchnerismo dejó en evidencia que la grieta interna se mantiene más viva que nunca.

En efecto, la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos y la respuesta de Fernández, asegurando que “el que toma las decisiones soy yo”, demostró que el oficialismo se encuentra lejos de cualquier escenario de unión. Las recientes declaraciones del ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, quien le reclamó más acompañamiento al hijo de Cristina Fernández de Kirchner y aseguró que “si no te gusta, cuando seas presidente decidí vos”, sólo agregaron más leña a un fuego que pareciera consumir al Frente de Todos por dentro.

En ese escenario de desbande general, con el objetivo de detener la sangría interna y disciplinar a medios de comunicación afines que se hagan eco de este y otros escándalos que sacuden al seno del oficialismo, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aprobó la convocatoria a un servicio de clipping y monitoreo de medios para lo que resta del año.

Se trata del proceso de compra Nro. 401-0012-PAB22, ordenado por la ministra de Comunicación Pública, Jésica Rey, quien oficiará de Unidad Operativa de Adquisiciones. De acuerdo al pliego, la provincia buscará contratar un servicio de monitoreo de medios con informe de impacto que tendrá acceso a cincuenta usuarios de la subsecretaría de Producción y Contenidos. Para evitar que el trabajo se desarrolle dentro de sus oficinas, la titular de la cartera prefirió lanzar una licitación.

Para ello, se propone gastar un total de 3.577.500 pesos por un período de nueve meses, a un promedio de poco menos de 400 mil pesos mensuales, con el objetivo de tener un informe claro sobre el impacto de cada uno de los medios que abarcan la provincia de Buenos Aires. Además, el servicio de clipping permitirá conocer cada mención, tanto suya como de sus funcionarios, y evaluar las respuestas a las mismas. La mayor parte de estas tareas pueden realizarse de forma muy simple a través de herramientas disponibles en internet, como Google Alerts.

El servicio incluirá un envío de reportes de radio, televisión, portales y gráfica de forma automática hacia el gobernador, ministros y funcionarios clave en la gestión, además de agregar filtros por intendentes. Se fijarán además filtros temáticos del quehacer provincial y se podrá segmentar a los medios de comunicación según filtros autorizados por el propio ministerio. (www.REALPOLITIK.com.ar)