Verbitsky llamó a su amigo Ginés y se vacunó. Ayer, cuando hablaba con Gollán, me pedía hacer foco en los que fueron vacunados y no en estos acomodos. Difícil: andá a explicarle a nuestros viejos que aún aguardan su turno. Y esperan en la fila no VIP para abrazar a sus nietos.