17/10/2021

Servicio Privado de Información

21 años juntos. Leernos tiene sus privilegios!

Vecinos de San Rafael echaron al Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla

 21,438 total views

El Caso de Sebastián Bordón, ocurrido en Octubre de 1997 en la zona de El Nihuil, sigue dando que hablar. Precisamente el 12 de Octubre de ese año, un grupo de jóvenes de Moreno, provincia de Buenos Aires, llegó hasta ese lugar para pasar su viaje de egresados, solo que lo que tenía la finalidad de ser una experiencia llena de alegrías y travesuras de adolescentes, terminó siendo todo lo contrario cuando uno de ellos encontró la muerte.

Sebastián Bordón tenía 18 años cuando fue asesinado por la policía y su muerte desmanteló cómo era el abuso de poder por parte de la fuerza, que quiso teñir el homicidio desviando la pesquisa con que el chico estaba metido en bandas de narcotráfico. Usaron civiles como testigos falsos, pero, aunque retrasaron la investigación, no lograron ocultarla y un crimen de gatillo fácil saltó a la luz. Por eso el gobierno del ex gobernador Arturo Lafalla dictaminó la creación de un Ministerio de Justicia y Seguridad, manejado por civiles, que puso a los comisarios generales de la policía en segunda línea de poder.

Claro que la historia nunca cerró para los pobladores de El Nihuil, en cuya comisaría se registraron los hechos; y por ello en la mañana de hoy cuando llegó al distrito el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla (en la foto el de traje azul), los vecinos se apostaron en el lugar y no dejaron realizar la ceremonia, al tiempo que exigieron que retiren la «marquesina», o la destruirían.

Finalmente, el funcionario acordó llevarla a la banquina de la ruta, a la altura del lugar donde fue hallado el cuerpo del estudiante, hace ya 24 años.

llegó al distrito el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla (en la foto el de traje azul).
Fue en el momento del acto de descubrimiento de la placa, frente al destacamento policial, cuando los vecinos se apostaron en el lugar y no dejaron realizar la ceremonia, al tiempo que exigieron que retiren la «marquesina», o la destruirían.

Finalmente, el funcionario acordó llevarla a la banquina de la ruta, a la altura del lugar donde fue hallado el cuerpo del estudiante, hace ya 24 años

.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com