13/08/2022

Servicio Privado de Información

Este 10 de marzo de 2022 Cumplimos 22 años

Dos centros de jubilados recibieron casi 50 millones de pesos del PAMI, desde antes de que sean creados. Los que cobraron además eran de la Cámpora

 16,340 total views

El escándalo que salpica a la titular del PAMI, Luana Volnovich, por el desvío de fondos desde la obra social hacia centros de jubilados en Hurlinghman bajo control de militantes de La Cámpora sigue sumando pruebas que acorralan a la funcionaria y al número dos Martín Rodríguez.

No es casual que los centros de jubilados se ubiquen en dicho municipio que recibió un giro de fondos discrecional, en comparación a otros, ya que su intendente es Damián Scelci y milita en La Cámpora. La denuncia fue realizada por la diputada de Juntos por el Cambio, Graciela Ocaña y es tramitada por el titular de la UFI PAMI, Javier Arzúa.

Tras conocerse esta información, y desatado un escándalo político, el PAMI no contestó sobre el asunto. Rodríguez, pareja de Volnovich y con quien había generado otro escándalo con sus vacaciones en Cancún, lo hizo a través de sus redes. Allí afirmó que todo lo cuestionado estaba en regla y calificó a la denuncia de Ocaña como “fake news”.

En los últimos días se conoció nueva información que complica más a los acusados y aleja la teoría de que se trate de una noticia falsa. Según pudo consignar Clarín, parte de los 47 millones de pesos desviados fueron otorgados al centro de jubilados “Güemes” incluso antes de que sea reconocido como tal.

El propio expediente del PAMI establece que el mismo fue reconocido como un nuevo centro de jubilados el 2 de marzo y, tan solo dos días después, fue elegido para realizar un proyecto “socio preventivo” y con ello se le otorgó una suma extraordinaria para el promedio que destina a subsidios de ese tipo: $2.652.000. Este dinero fue en compensación por los meses de enero, febrero y marzo, sin embargo, en enero el centro no existía.

Otra de las polémicas gira entorno al centro de jubilados “San Javier”. La dirección que figura en su acta de creación, en la calle Liosaga al 2700, no existe. Sin embargo, pese a no tener una dirección real, el establecimiento recibió $2.547.000 con un agravante: el acuerdo se firmó un mes antes de que el centro de constituyera. Quienes cobraron esa plata en nombre de San Javier eran funcionarios de la comuna de Hurlingham, del “camporista” Scelsi, que recibió los fondos del PAMI también bajo control de La Cámpora.

“Se crearon en medio de la pandemia y todos sabemos que en enero de 2021, durante la supuesta creación del centro, no funcionaba nada. Se crean con el solo objetivo de recibir dinero”, aclaró Ocaña al respecto.

La investigación de Nexofin

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com