12/08/2022

Servicio Privado de Información

Este 10 de marzo de 2022 Cumplimos 22 años

Lepoldo Moreau intenta interferir en una causa contra Moyano a través de la bicameral de control de los Servicios de Inteligencia.

 141,483 total views

Pese a “no tener facultades legales”, el presidente de la comisión Bicameral de Inteligencia, Leopoldo Moreau, pidió este miércoles a la jueza de Garantías de San Nicolás, María Maiztegui, un legajo reservado de la causa donde procesó a dos dirigentes del gremio de camioneros por el bloqueo a una empresa en San Pedro.

El diputado cristinista envió este miércoles una nota a la jueza y, también, a la fiscal María del Valle Viviani, en la que le pidió, en particular, una copia del “legajo fiscal (actuaciones complementarias) que tendría carácter de reservado”.

Moreau sostuvo que el pedido “se enmarca en un sumario de investigación parlamentaria que se instruye en el ámbito de esta comisión y que busca determinar si existieron responsabilidades político-institucionales en presuntos violaciones a la ley de inteligencia”.

Fuentes judiciales y de Juntos por el Cambio consultadas por Clarín denunciaron que Moreau “no tiene facultades legales” para hacer este pedido. El objetivo de la comisión de Inteligencia es controlar a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y otros organismos de espionaje del estado, pero “no a jueces, fiscales y periodistas como hace”. Y el diputado Waldo Wolff lo definió directamente como un “apriete”.

Es más, se estudia la posibilidad de presentar una denuncia penal contra Moreau, que no es la primera vez que hace este tipo de solicitudes por afuera de sus facultades.

Este pedido en particular, está relacionada con su socio político, el líder camionero Hugo Moyano, que tiene a tres dirigentes con prisión preventiva. Además, el abogado de Moyano, Daniel Llermanos “ha actuado en sintonía con Moreau en otras causas por supuesto espionaje macrista”, destacaron las fuentes.

La nota de Moreau fue enviada en momentos en que la jueza Maiztegui tiene que resolver sobre las prisiones preventivas de los sindicalistas camioneros y en tribunales se la tomó como “una forma de presión sobre la Justicia”.

Recientemente, Maiztegui rechazó conceder la excarcelación de Mariano Cabaleyro y Fernando Espíndola, referentes del gremio Camioneros detenidos por el bloqueo ilegal a la empresa Rey de San Pedro.

Este pedido de Moreau a la jueza Maiztegui aumentó la tensión entre oficialistas y opositores en la comisión Bicameral de Inteligencia (CBI).

Así senadores y diputados nacionales de Juntos por el Cambio de la comisión de Inteligencia impugnaron la presentación que hizo Moreau para lograr ser amicus curiae en la causa en que se investiga el supuesto espionaje ilegal macrista contra Cristina Kirchner y ex funcionarios K.

Los senadores y diputados Alfredo Cornejo, Daniel Kroneberger, Ignacio Torres, Miguel Ángel Bazze, Gerardo Millman y Cristian Ritondo pidieron al camarista Mariano Llorens que retire el carácter de amicus curiae (amigo del tribunal) de Moreau.

“Moreau carece de facultades para presentarse en nombre de la CBI y el rol que pretende obtener para la Comisión Bicameral en la causa es contrario a la normativa legal y ajeno a las disposiciones reglamentarias de esta comisión bicameral”, subrayaron en una nota.

En la reunión secreta de la comisión el día 28 de diciembre del año pasado se tuvo como objetivo principal “la incorporación a la CBI de los nuevos miembros resultantes de la renovación de bancas ocurrida con motivo de los resultados de las elecciones legislativas del 2021”, recordaron los legisladores.

En dicha reunión se tocaron otros temas y en particular se discutió sobre el asunto del amicus curiae “la propuesta de la mayoría (oficialista) de concurrir ante el Consejo de la Magistratura para solicitar el juicio político a los miembros de esta Cámara Federal”.

“Esa pretensión de la mayoría oficialista se fundamentaba en que ellos no estaban de acuerdo con el fallo en esta causa (N°14.149)”, en la que anuló procesamientos, dijo que era espionaje de “cuentapropistas” y redujo el objeto procesal.

Es decir que “para los diputados Moreau, Rodolfo Tailhade y Eduardo Valdes estar en desacuerdo con un fallo judicial los habilita a pedir el juicio político”. Luego el amicus en una votación aprobada por la mayoría K y el rechazo de la oposición.

De cualquier modo “el texto de la votación que surge del acta, la votación quedaría invalidada por cuanto se habrían votado dos propuestas simultáneas en el mismo acto: la presentación en el Consejo de la Magistratura para impulsar el juicio político y la presentación en esta causa como “querellantes” o “amicus curiae”, sostiene la nota de los legisladores de Juntos por el Cambio.

“Este vicio intrínseco en la formación de la voluntad legítima de la CBI para otorgar mandato a presentarse en autos la invalida per se, transformando al diputado Moreau en un presentante que carece de legitimación a tales efectos”, agregaron.

Parece que Moreau “no le importa la figura jurídica: sea como querellante o como amicus curiae o como cualquier otra cosa, lo importante para él era entrar en la causa” que impulsa la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Pareciera que lo que los Sres. miembros de la mayoría oficialista en la CBI buscan no es aportar o colaborar con la dilucidación de la verdad objetiva sino acusar y prejuzgar, generando un efecto político que tiene por objeto invalidar o condicionar la actuación de la Justicia”, destacaron.

La función de la CBI, según la Ley N° 25.520 es la de supervisar a los organismos que componen el Sistema de Inteligencia Nacional “con el fin de fiscalizar que su funcionamiento se ajuste estrictamente al orden jurídico vigente”.

El modo en que la Comisión desarrolla sus actividades de investigación está regulado en detalle en el Reglamento Interno de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso de la Nación de 2009.

Es decir que esta CBI “tiene facultades de control para supervisar la gestión de los entes bajo su competencia, y para ello debe obrar con neutralidad y objetivamente, en pos de un interés superior al del partidismo político”.

Pero “el Reglamento interno de la CBI no incluye la atribución de presentarse ante un tribunal de justicia en calidad de “Amigo del Tribunal”, subrayaron los legisladores de la oposición.

La CBI “no tiene facultades para investigar delitos pues, por el contrario, su competencia en materia de fiscalización de la AFI excluye expresamente la de investigar la comisión de ilícitos, debiendo en su caso de detectar la posible comisión de los mismos, iniciar la denuncia penal pertinente”.

“Moreau no tiene legitimidad para presentarse en nombre de la CBI, pues el mandato dado por mayoría oficialista lo fue para presentarse ante el Consejo de la Magistratura y no ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 8 de esta ciudad, y a su vez, por imperio del principio de legalidad, la CBI no tiene facultades para presentarse como Amicus Curiae”, finalizaron. CLARIN.COM

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com