02/08/2021

Servicio Privado de Información

21 años juntos. Leernos tiene sus privilegios!

Ese era el plan desde un principio de la Arg. : Las vacunas contra el coronavirus que dona Estados Unidos no llegarán a la Argentina pero sí a sus socios del Mercosur

 45,176 total views

El Gobierno de Joe Biden decidió entregar gratuitamente 14 millones de dosis de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Con ninguno de esos laboratorios se firmó aún contratos. Y dos de ellas todavía no están aprobadas por la ANMAT

Estados Unidos ya comenzó con la donación de vacunas contra el coronavirus elaboradas por distintos laboratorios de ese país. Y de los países miembros del Mercosur el único que se quedará sin recibir nada por ahora será Argentina porque todavía no tiene contratos firmados con esas empresas o porque esa clase de medicamentos aún no fue autorizada por la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para que sean aplicados en nuestra población.

Son 14 millones de dosis de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson las que el Gobierno de Joseph Biden destinó a buena parte de Latinoamérica. Ya llegaron cargamentos durante el fin de semana a Brasil y los otros dos socios en el mercado común, Uruguay y Paraguay, las obtendrán en los primeros días de julio.

Argentina tiene autorizada solo una de las tres vacunas incluidas en las donaciones estadounidenses. La de Pfizer recibió el visto bueno de la ANMAT en diciembre de 2020 para su uso de emergencia pero después el gobierno de Alberto Fernández no llegó a un acuerdo comercial para adquirirlas. Esa posibilidad se reflotó en los últimos meses y todavía sigue en pie, según fuentes de la Casa Rosada. “La negociación avanza”, dijeron desde allí pero no brindaron mayores detalles, amparándose en una cláusula de confidencialidad.

Imagen de archivo ilustrativa de viales etiquetados "Vacuna coronavirus COVID-19" con los logos de AstraZeneca, Pfizer - Biontech, Johnson&Johnson y Sputnik V tomada el 2 de mayo, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/ArchivoImagen de archivo ilustrativa de viales etiquetados “Vacuna coronavirus COVID-19” con los logos de AstraZeneca, Pfizer – Biontech, Johnson&Johnson y Sputnik V tomada el 2 de mayo, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Archivo

El gobierno argentino pretende cerrar trato con Pfizer porque es de los pocos sueros que fueron aprobados para uso pediátrico. Los menores de 18 años, por el momento, quedaron al margen del Plan de vacunación oficial, aunque el último contrato suscripto con Sinopharm de China por 24 millones de dosis abre otra ventana para ese grupo etario, ya que el laboratorio del gigante asiático ya sugirió recientemente su uso en niños que tengan entre 3 y 17 años. Varios grupos de padres que tienen hijos con enfermedades previas empezaron a reclamar hace un par de semanas que se los incluya como prioritarios ante la posibilidad de un nuevo rebrote en el país.

En el caso de las vacunas de Moderna y de Johnson & Johnson (esta última de una sola dosis y también conocida como Janssen) todavía no lograron que la ANMAT las autorice.

La llegada de las dosis que dona Biden a la Argentina, entonces, está trabada. Se abordó el tema en la reunión que sostuvo este martes el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Felipe Solá, con el secretario de Estado de la Casa Blanca, Antony Blinken, en la ciudad italiana de Matera, donde ambos participan de la Cumbre de Cancilleres del G 20. Solá agradeció el gesto al funcionario estadounidense pero le explicó los problemas legales para que la donación pueda concretarse.

Estados Unidos adquirió 500 millones de vacunas a diferentes laboratorios de su propio territorio y anunció que las donaría a las naciones que lo necesiten durante este año y los próximos. Según el comunicado que emitió la Casa Blanca algunas se entregarán de manera directa a “prioridades regionales” y otras entrarán en el mecanismo solidario COVAX, que coordinan las Naciones Unidas. En esa lista se incluyó a Colombia, Argentina, Haití, República Dominicana, Costa Rica y Panamá y en consecuencia, estos países recibirán, dos donaciones. La portavoz estadounidense Jen Psaki dijo que el reparto se haría “lo más rápido posible. Tenemos muchas dosis que compartir con el mundo, pero este es un desafío logístico hercúleo”.

Brasil fue uno de los primeros beneficiarios de esta iniciativa de Biden. El viernes pasado llegaron 2 millones de dosis de Janssen al aeropuerto Viracopos, del municipio de Campinas, a unos 100 kilómetros de San Pablo. Allí las recibieron el ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, y el embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman. “Estas vacunas son parte de nuestro esfuerzo para garantizar la inmunización de la población brasileña. Hasta septiembre, 160 millones de brasileños deberían recibir una dosis de esperanza en sus brazos. Y con la donación del Gobierno estadounidense, aceleraremos la esperanza de nuestro pueblo”, manifestó Queiroga.

Al otro día, el sábado, se sumó otro cargamento con 964 mil dosis más del mismo fabricante y el hecho fue celebrado por el presidente Jair Bolsonaro en su cuenta de la red social Twitter. Brasil es el segundo país del mundo con más muertos por COVID-19, con más de 509 mil decesos, solamente superado por Estados Unidos, que registra unos 618 mil.

Vista de una dosis de la vacuna contra la covid-19 de Janssen, filial belga de Johnson & Johnson (J&J). EFE/Etienne Laurent/Archivo
Vista de una dosis de la vacuna contra la covid-19 de Janssen, filial belga de Johnson & Johnson (J&J). EFE/Etienne Laurent/Archivo

Uruguay recibirá en julio 500.000 dosis de Pfizer contra el COVID-19, según anunció el secretario de la Presidencia del país sudamericano, Álvaro Delgado, el viernes. Lo hizo junto al ministro de Salud Pública uruguayo, Daniel Salinas, y la encargada de negocios de la embajada de EEUU, Jennifer Savage.

“Uruguay prefirió vacunas con ARN mensajero. Ya en su momento compramos 3 millones de Pfizer, teníamos los contratos hechos y facilitó todo, porque ya teníamos la logística”, explicó Delgado.

Este lunes, Paraguay, otro integrante del Mercosur, contó con la visita de la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, quien fue la encargada de comunicar, acompañada por el canciller paraguayo Euclides Acevedo, la donación de un millón de vacunas Pfizer, que “llegarán en las próximas semanas. Paraguay tuvo muchos problemas para obtener vacunas, incluso con las que le iban a llegar por el mecanismo Covax, donde reservó 4,3 millones. De los 7 millones de habitantes que tiene el país gobernado por Mario Abdo Benitez, solamente 665.000 recibieron apenas una dosis.

La subsecretaria de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, participa en una rueda de prensa junto al ministro paraguayo de Exteriores, Euclides Acevedo (fuera de cuadro), este lunes en la sede del Ministerio de Exteriores, en Asunción (Paraguay). EFE/ Nathalia Aguilar
La subsecretaria de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, participa en una rueda de prensa junto al ministro paraguayo de Exteriores, Euclides Acevedo (fuera de cuadro), este lunes en la sede del Ministerio de Exteriores, en Asunción (Paraguay). EFE/ Nathalia Aguilar

Otros países de América Latina también empezaron a recibir estas donaciones. En el caso de Perú, el gobierno del presidente electo Pedro Castillo confirmó el lunes que en los “próximos días” recibirá dos millones de dosis de la vacuna Pfizer.

Perú se convirtió en el quinto país de la región que acepta este gesto de Biden. Además de Brasil, a México le correspondieron 1,3 millones de vacunas de la misma farmacéutica. Por su parte Honduras – que registra unos 7000 muertos desde el inicio de la pandemia, obtuvo 1,5 millones de dosis de Moderna.

Estados Unidos había prometido ayuda para otras naciones de América Latina como Colombia (le corresponderían 2,5 millones de Janssen, según se le informó este lunes al presidente Iván Duque), Ecuador, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Costa Rica, República Dominicana, Haití y otros países de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com