24/11/2020

20 años juntos. Leernos tiene sus privilegios !

En los 11 meses del actual gobierno la deuda pública aumentó en USD 19.846 millones, un 45% del monto que se renegociará con el FMI

Mientras el Gobierno inició negociaciones formales para revisar los términos del Acuerdo Stand-by que el FMI cerró con la administración Macri, originalmente por USD 50.000 millones y ampliado a USD 57.000 millones pocos meses después, aunque sólo se desembolsaron hasta septiembre de 2019 el equivalente a USD 44.000 millones por decisión del presidente Alberto Fernández, la Secretaría de Financiamiento dio a conocer los datos preliminares de la evolución de la deuda pública en octubre, la cual acusó un incremento neto en el mes de USD 960 millones.

Con ese nuevo aumento, en los casi 11 meses de gestión del Frente de Todos, el total de la deuda pública por parte de la Administración Central se incrementó en USD 19.846 millones, a USD 333.146 millones. Representó poco más del 45% del monto neto que recibió el Gobierno de Mauricio Macri entre 2018 y 2019 y que ahora se busca reprogramar los vencimientos que se concentraron entre 2021 y 2023, más allá de las limitaciones que impuso el nuevo escenario de crisis sanitaria.

Al 31 de octubre la deuda pública ascendió al equivalente a USD 333.146 millones

“En octubre se registraron colocaciones de títulos y desembolsos de préstamos por el equivalente a USD 6.757 millones, de los cuales $148.236 millones (USD 2.087 millones) correspondieron a licitaciones de títulos de mercado en pesos. Por primera vez en el año, se licitaron bonos vinculados al dólar (dollar-linked) que resultaron en la colocación de nuevos instrumentos por USD3.426 millones”, resume un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Casi dos de cada tres dólares de la deuda pública correspondió a la colocación de títulos públicos; poco más de un quinto con organismos internacionales, principalmente el Fondo Monetario Internacional, y en menor medida con el Banco Mundial, BID y otras instituciones globales y regionales.

Fuente: Secretaría de FinanzasFuente: Secretaría de Finanzas

Agrega la OPC, dirigida por el experto en finanzas públicas Marcos Makón: “Se canceló el equivalente a USD 4.874 millones de capital, principalmente explicados por vencimientos de Letras del Tesoro en pesos. Se observó una cancelación neta de Adelantos Transitorios del BCRA por $125.780 millones (USD1.608 millones), de los cuales $100.000 millones correspondieron a una precancelación realizada en la última semana del mes”.

La brecha bruta entre la colocación de deuda, más canjes, capitalizaciones de intereses y cancelaciones fue desde el inicio del nuevo gobierno de USD 26.196 millones

La brecha bruta entre la colocación de nueva deuda, más canjes, capitalizaciones de intereses y cancelaciones fue desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández de USD 26.196 millones, equivalente a casi 60% de la deuda que se busca renegociar con el FMI, pero se atenuó a USD 19.846 millones por efecto de la “licuación” de los compromisos asumidos en moneda nacional convertidos a dólares en USD 6.350 millones por la devaluación del peso en el período.

La mayor parte de los vencimientos están concentrados entre 2021 y 2023 (Fuente: Secretaría de Finanzas)La mayor parte de los vencimientos están concentrados entre 2021 y 2023 (Fuente: Secretaría de Finanzas)

Para noviembre y diciembre la OPC estima vencimientos de servicios de deuda por el equivalente a USD 13.210 millones, que se reducen a aproximadamente USD 7.714 millones si se excluyen las tenencias intra sector público.

Mientras que para el primer semestre de 2021 se destacan los vencimientos de Letras colocadas al BCRA por USD 9.625 millones (enero y marzo) y títulos públicos en moneda nacional por el equivalente a USD 9.266 millones

Fuente: Oficina de Presupuesto del CongresoFuente: Oficina de Presupuesto del Congreso

Más allá del acuerdo final que el Gobierno nacional logre cerrar con el Fondo Monetario Internacional, el monto de la deuda pública total seguirá su camino ascendente por efecto de la perspectiva de continuidad del déficit del Tesoro el cual se prevé en el rango de más de 5% del PBI final, y la decisión de limitar la acción del Banco Central como principal fuente de financiamiento, por su efecto propagador de la inflación.

Un atenuante podría ser la posibilidad de que, como ocurriera en los primeros 11 meses de gobierno, la tasa de devaluación del peso supere al ritmo de aumento del índice general de precios del Indec y se registre una nueva licuación de la participación de la deuda en moneda nacional convertida en dólares.

 8,200 total views

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com