02/12/2020

20 años juntos. Leernos tiene sus privilegios !

Los bancos temen una oleada de reclamos por el rechazo de las transferencias en dólares

El Banco Central sacó el  jueves una nueva resolución por la cual obligó a los bancos comerciales a prohibir las segundas transferencias de dólares que recibieran en el mes sus clientes. La normativa entró a regir hoy por lo que, sin poder adecuar los sistemas, todas las entidades están técnicamente en infracción e inundaron de consultas al Banco Central sobre la forma de implementarlo.

El objetivo de la normativa es evitar que se siga difundiendo la figura del “colero online” o “colero digital”, es decir, la persona que -a cambio de una comisión- presta su CUIL para que otra persona compre 200 dólares mensuales en su nombre. Actualmente se necesitan $98 para comprar un dólar en el mercado único incluyendo el impuesto PAIS del 30%. Mientras que comprarlo en una cueva cuesta $126 y hacerlo en bolsa sale $115,40 más restricciones para volver a comprar dólar a tipo de cambio oficial. Por eso, para los que tienen pesos en su poder y quieran comprar más de 200 dólares, es conveniente pedirle a una persona sin poder adquisitivo que los compre en su lugar y darle una comisión del 10%.

Con la pandemia y la imposibilidad en una primera etapa de retirar los dólares por ventanilla, el histórico colero se volvió digital. Y si bien es tarea de la Afip controlar que las compras de divisas sean consistentes con el poder adquisitivo del comprador y no esté subdeclarando ingresos, hace semanas los bancos comenzaron a alertar a sus clientes sobre los crecientes pedidos de control de parte del Banco Central, conforme las redes de coleros fueron creciendo.

Como adelantó LPO, la cantidad de compradores de dólares fue récord en el mes de junio a pesar de la pandemia, por lo que Miguel Pesce y el directorio de Banco Central mediante la comunicación “A” 7072, dieron la orden a los bancos de diferir “la acreditación de cualquier transferencia de dólares hasta eliminar cualquier sospecha de incumplimiento normativo” a partir de la segunda transacción recibida en el mismo mes y hasta as 13 horas del día siguiente.

 

Esta semana el Banco Central planteó la prohibición de que los 8,9 millones de beneficiarios del IFE compraran dólares como una forma de cerrar más la canilla de las exhaustas reservas internacionales. Es que si un hogar necesita asistencia para comer, no debería tener un excedente para volcar al mercado de cambios para ahorro; pero sí tiene razones para estirarlos y convertirlos rápidamente en $13.640. Basta con usar los $10.000 para adquirir 102 dólares oficiales en el banco, retirarlos por ventanilla y revenderlos (o hacerlos puré) en una cueva a $116 por dólar. E incluso -a riesgo de perder  el IFE- volver a depositar $9700, usarlos para comprar los 98 dólares restantes del cupo mensual y hacerlos puré al día siguiente. $3640 de ganancia sobre el IFE. Y una recaudación de $4515 en el acto vía impuesto PAIS.

Sin embargo, Miguel Pesce dio marcha atrás con la medida. En cambio, les exigió a los bancos que les permitan a sus clientes recibir una transferencia al mes en dólares y bloquear las restantes independientemente de los montos hasta tanto se justifique la transacción (aunque hubo dudas respecto de cuáles serán justificativos válidos). Para los bancos esto les equivaldría a cientos de reclamos de clientes por transferencias inconclusas. Y también se crea un potencial agujero negro de los rechazos. Si una persona A recibe una transferencia en dólares y le cursa otra a un tercero (B), puede suceder que este ya haya recibido una transferencia previamente, por lo que el banco deberá rechazarla y devolverle a la persona A el importe. Esto se hace mediante una transferencia que será bloqueada también porque A ya había recibido previamente una transferencia en dólares.

Pero también pone a los bancos en un rol que no es el suyo al tener que obstaculizar transferencias y hacer de policías de la Afip en busca de los coleros y sobre todo, las personas para las que compran las divisas, que en general se aprovechan de la necesidad de la gente de “estirar el mango”.  Los diferimentos también son para las transacciones de cuentas que no hayan movido en los últimos 3 meses o que hayan sido creadas en los últimos 180 días.

Por lo pronto, los bancos están trabajando contrarreloj para que el lunes estén operativas estas barreras a las transferencias de terceros. Casualmente uno de los bancos más grandes del país también estará sin sistema toda la tarde del sábado por tareas de mantenimiento.

Y el Banco Central también seguirá profundizando la lista de personas que ya prestaron sus identidades para comprar dólares a cuenta y orden de terceros. De momento, este viernes difundió un listado de 362 personas que quedaron inhabilitadas de la compra de dólares por cometer este delito cambiario.

 9,288 total views

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com