05/12/2020

20 años juntos. Leernos tiene sus privilegios !

Quilmes: Abandonan a positivos y sospechosos en un mismo lugar, sin comida ni recursos básicos

Un grupo de mujeres aisladas filmó un video para difundir su situación y la del resto de los contagiados. Denuncian condiciones de abandono y piden asistencia para embarazadas, chicos y adultos mayores que “se sienten mal”.

Quilmes: Abandonan a positivos y sospechosos en un mismo lugar, sin comida ni recursos básicos

Un grupo de mujeres aisladas filmó un video para difundir su situación y la del resto de los contagiados. Denuncian condiciones de abandono y piden asistencia para embarazadas, chicos y adultos mayores que “se sienten mal”.

La mayoría son de Villa Azul, el barrio popular cercado por dos semanas, que ya tiene alrededor de 200 infectados. En una recorrida por el predio de la Universidad de Quilmes (UnQui), en Bernal, mostraron y criticaron la desidia municipal del distrito que conduce Mayra Mendoza. “No hay vasos y nos dicen que agarremos el mismo que dejan los demás”, dicen. “Tampoco hay azúcar, té ni sal, pero sí pan dulce y budín que sobraron de las fiestas”, agregan.

Asimismo, hicieron hincapié en los chicos: “No hay pañales ni frutas para ellos, nosotras aguantamos el hambre pero los nenes no”. También cuestionaron que “recién les traen una computadora a las 22.00 para que puedan ver una película”. Y aclararon que tanto los chicos, como embarazadas y adultos mayores se sienten mal y “no nos dan bola”; además contaron que “hay una chica enferma, que necesita medicamentos y no la vinieron a ver”.

“Nos tienen todos juntos: sospechosos y confirmados”, se quejaron mientras filmaban cómo comparten espacios comunes. Uno de estos es el baño que, si bien son distintos, están contiguos. “No hay papel higiénico, jabón líquido ni alcohol en gel”, evidenciaron al apretar el aparato que debería tener alguno de estos elementos de higiene.

Sobre la calefacción, filmaron que hay un caloventor por pieza, donde entran hasta seis camas, e indicaron que hay una familia que no cuenta con uno cuando “tienen una nena”. Sin embargo, el frío también las sigue cuando van a las duchas. Estas se encuentran alejadas del interior del centro de aislamiento y están separadas por un patio de aproximadamente 100 metros. “Tenemos que hacer este trayecto para bañarnos y nuestros familiares no pueden traernos shampoo ni jabón”, manifestaron.

En tanto, desde el patio, enfocaron con su celular al primer piso de un edificio lindero, donde permanece el personal de salud, seguridad, limpieza, logística, alimentación y voluntarios abocado para su atención, deficiente por cierto. “Desde que llegué me está doliendo la cabeza, fui a pedir paracetamol al mediodía y no me trajeron”, sostuvo una de las mujeres. “No nos atienden, nos abandonaron, están jugando con nosotros; ni a los perros los tenemos así y ellos están todo el día con el celular”, refirieron sobre el personal.

Finalmente, expusieron su angustia mezclada con impotencia. “Para todo esto nos quedábamos en nuestra casa y nos atendíamos como podíamos”, sostuvo una. Por su parte, otra concluyó: “Sino vamos a tener que hacer quilombo para irnos a nuestras casas, yo vine porque supuestamente me iban a medicar e íbamos a tener asistencia”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 6,002 total views

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com