23/11/2020

20 años juntos. Leernos tiene sus privilegios !

Ni sesión remota ni presencial sino más bien mixta

Tras más de cuatro horas de discusión cara a cara y entre barbijos, los diferentes presidentes de los bloques de diputados, reunidos con el titular de la cámara, Sergio Massa, alcanzaron un principio de acuerdo sobre cómo volverán a sesionar. Este arreglo consistirá en la realización, durante la próxima semana, de una “sesión virtual mixta” que consiste a los jefes de bloques en el recinto y el resto en forma remota.

El anuncio lo hizo el propio Massa ante los periodistas reunidos en el Salón de Pasos Perdidos. Durante esta sesión mixta se necesitará aprobar por dos tercios de los presentes la modificación del reglamento de la Cámara para implementar la forma remota. Lo que despejará el panorama para el funcionamiento parlamentario a pleno.

En ardua negociación para arribar al acuerdo terminó por conciliar parcialmente las posiciones. La propuesta de sesionar virtualmente sin necesidad de reformar el reglamento, tropezó con la intransigencia de un sector mayoritario de Juntos por el Cambio, que exigía una “sesión exprés presencial” para modificar el reglamento.

Tras idas y vueltas, discusiones y posturas conciliadoras, se selló el acuerdo en el que todos relegaron algo de sus posturas de máxima. Así, se terminó de diagramar un esquema de sesión mixta: con los jefes de bloque en el recinto y el resto de los diputados participando y votando a través de videoconferencia.
El temario y la fecha de la sesión siguen abierto. En tanto hoy volverá a reunirse la comisión de Modernización en busca de elaborar un protocolo para sesiones excepcionales mixtas. El miércoles la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamentos dictaminará en forma presencial la reforma del reglamento de Cámara. El jueves habrá otra reunión de jefes de bloque para ratificar el acuerdo.

En la reunión participaron, además de Massa, Máximo Kirchner y Cristina Alvarez Rodrigues (FdT); Mario Negri, Cristian Ritondo y Maximiliano Ferraro (JpC), Eduardo Bali Bucca por el interbloque Federal; Jose Luis Ramón (Federal para el Desarrollo); Nicolás del Caño y Romina Del Plá (FIT), entre otros.

Massa presentó ante la comisión de Labor Parlamentaria una serie de informes entre los que incluyó “las herramientas de funcionamiento remoto de la Cámara impulsadas el inicio de la cuarentena” y “los convenios celebrados con ReNaPer y Arsat”, que brindó el secretario General de la Cámara, Juan Manuel Cheppi. Así, como las conclusiones de la Comisión Especial de Modernización, que brindó su titular Daniela Vilar (FdT) y donde hubo coincidencia en avanzar con las sesiones remotas, incluso los integrantes de JpC.

También incluyó un informe sobre “la asignación de fondos de subsidios a instituciones sanitarias”, del secretario administrativo Rodrigo “Rodra” Rodríguez, y otro que brindó el responsable médico de la Cámara, Marcelo Alak, que desaconsejó se lleve a cabo una sesión presencial en el recinto bajo este marco sanitario, dadas las dimensiones del recinto donde se realizará la sesión que involucra a 600 personas entre los 257 diputados y el personal de la Cámara.

La ratificación del acuerdo quedó en manos de Ritondo (PRO), Ferraro (CC) y Brenda Austin (UCR), en representación del interbloque opositor porque Negri abandonó antes el encuentro en el Congreso para ir hasta el set de televisión. Allí, cargó contra el Gobierno por “el aislamiento interno e internacional” en el que la oposición reclama protagonismo.

La previa estuvo cargada por las diferencias en JpC. Un nutrido grupo de diputados de distintas bancadas opositoras enviaron a Massa un pedido de sesión especial para este jueves, con un temario alternativo con distintas iniciativas que incluyen proyectos para beneficiar a econonómicamente a trabajadores de la Salud y las Pymes, pero que aceptan sesionar en forma virtual, entre ellos 15 diputados cambiemitas.

“En relación a la modalidad de llevar a cabo la sesión, en el contexto actual de una pandemia, y tal como se pronunciara la CSJN en el punto 9 del “obiter dicta” del fallo 353/2020, que a continuación se transcribe, se encuentran dadas las condiciones para que este Congreso y esta Cámara funcionen de forma telemática o bien combinada la presencia reducida de legisladores con votación electrónica remota asegurando que se cumplan los recaudos y el procedimiento de deliberación y sanción de leyes impuestos por la Constitución Nacional”, dice la nota que firman los diputados del Interbloque Federal, el MPN y 15 legisladores de Juntos por el Cambio.

La presión del ala dura de la alianza no se hizo esperar y poco despuéslos diputados radicales alineados con Martín Lousteau salieron a diferenciarse. Carla Carrizo, Emiliano Yacobitti y Dolores Martínez se diferenciaron de los fundamentos que acompañaron la solicitud y aclararon que antes de sesionar por videoconferencia, debe votarse presencialmente una reforma del reglamento.

También incluyó un informe sobre “la asignación de fondos de subsidios a instituciones sanitarias”, del secretario administrativo Rodrigo “Rodra” Rodríguez, y otro que brindó el responsable médico de la Cámara, Marcelo Alak, que desaconsejó se lleve a cabo una sesión presencial en el recinto bajo este marco sanitario, dadas las dimensiones del recinto donde se realizará la sesión que involucra a 600 personas entre los 257 diputados y el personal de la Cámara.

La ratificación del acuerdo quedó en manos de Ritondo (PRO), Ferraro (CC) y Brenda Austin (UCR), en representación del interbloque opositor porque Negri abandonó antes el encuentro en el Congreso para ir hasta el set de televisión. Allí, cargó contra el Gobierno por “el aislamiento interno e internacional” en el que la oposición reclama protagonismo.

 1,967 total views

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com